Entrevista de un paciente usando el ZSI 475 FTM inflable!

Evan, 35 años, vive en Montpellier y en enero de 2018 llevó dos años con su prótesis ZSI 475 FTM. Nos contó su experiencia con la faloplastia y su implantación por parte del Dr. Morel-Journel (Lyon) durante las conferencias «Les Trans, parlons-en» organizadas por la Asociación Fierté Montpellier-Tignes Pride.

«Empecé los tramites y procedimientos para la faloplastia antebraquial hace tres años. Es lo que quería desde el comienzo de mi transición aunque en realidad, no estaba muy al tanto de los diferentes tipos de prótesis de entonces. Sabía de muchas operaciones pero no hubiese creído que hubiera tantas. Yo hasta ahora tuve seis. Tuve una operación inesperada ya que tuvieron que remontar mi escroto. Tuve algunas complicaciones postoperatorias pero no relacionadas con la prótesis que ocurrió sin ningún problema. En cambio, hoy me encuentro con un importante problema urinario. Me van a operar en enero para solucionarlo.

Por lo de la elección de la prótesis, yo preferí la hidráulica, que me parece más natural. El Dr. Morel-Journel me presentó los dos modelos ZSI FTM, señalándome que el modelo maleable sería un poco más vistoso e incómodo en situaciones cotidianas como para sentarse por ejemplo. No quería que se notara demasiado y eso confirmó mi elección del ZSI 475 FTM.

Pasaron casi dos años entre la faloplastia y la colocación de la prótesis. Soy el segundo paciente en Lyon en haber sido implantado con una prótesis ZSI FTM. El primero había tenido problemas postoperatorios así que estaba un poco preocupado. Sin embargo, alguien tiene que mostrar el camino, ¡¿no?! Afortunadamente todo salió bien. Durante mi operación con anestesia peridural, escuchaba todo pero nada fue perturbador. Duró menos de dos horas y pude ir a casa al día siguiente. Me implantaron prótesis peneana y escroto al mismo tiempo. Tuve dolor durante aproximadamente un mes y medio en la posición de pie y en la zona del escroto. Sentía pesadumbre, como si me tirara para abajo.

Para colocar la prótesis, tuvieron que deshacer mi glanuloplastia, así que estoy tratando de encontrar soluciones para devolverle un aspecto natural al glande -probablemente por dermopigmentación, con el equipo de Bordeaux. Desafortunadamente, al ser considerada una cirugía estética, no es cubierto por el seguro.

Esperé un mes para la activación y todo salió bien: me enseñaron cómo inflar y desinflar y rápidamente me acostumbré. Se escucha un leve ruido en la bomba sólo durante el inflado. Nada realmente desagradable. Para desinflar, es necesario tomar el hábito porque la bomba puede girar en el escroto. Encuentro la deflación más fácil mientras estoy de pie pero tal vez esto depende de la anatomía de cada uno. Me parece que mi prótesis fue puesta con tornillos. Tiene una longitud perfectamente adaptada a mi faloplastia aunque, en mi opinión, un poco delgada… Pasa lo mismo con los hombres biológicos: ¡es lo que hay y no me voy a comer el coco por una historia de tamaño! Sé que es un tema tratado muy regularmente en los foros de discusión de Internet: el tamaño y especialmente el ancho. Esto depende seguramente de las técnicas del cirujano para la faloplastia, del área donante, etc.

Estoy muy contento con el resultado y la prótesis en sí. ¡Mi compañero también! Siempre soy yo quien infla la prótesis. Tal vez por timidez por mi problema urinario: no estoy muy cómodo por estas fugas aunque estas no ocurren en momentos íntimos. Tener una prótesis ha cambiado la imagen que tengo de mí mismo en la vida cotidiana. Siempre quise una faloplastia y no una metoidoplastia la cual no me hubiera dado la sensación de ser “completo”. No tiene que ver con la sexualidad sino con la imagen que tengo de mí-misma. Hoy, aparte de este problema estético del glande -remediable espero- estoy satisfecho.

Hay que informarse sobre los cirujanos que uno quiere y el Dr. Morel-Journel y su equipo cumplían del mejor modo posible con mis expectativas en términos de cirugía. Hoy, el procedimiento medio hasta poder operarse es de 3 años. En mi caso tuve mucha suerte, fueron solo 8 meses. Cada cirujano tiene sus técnicas de faloplastia, incisión, fijación, etc. Somos muy exigentes y puntillosos, pero tenemos que recordar que- pase lo que pase- nunca tendremos exactamente lo de un hombre biológico. Además, cada organismo reacciona de manera diferente a las operaciones. Todos somos diferentes en la transición.

A diferencia de otros países, tenemos la suerte en Francia de poder recibir asistencia para todo tipo de operaciones, a veces de manera abusos. No hay muchas opciones por el momento, pero hay buenos cirujanos. A veces, los tiempos de espera son tan largos que algunos se van al extranjero, aunque esto implique correr con los gastos a su cargo. Esto plantea otros problemas también, como el lenguaje, la proximidad del cirujano, el seguimiento postoperatorio. Muchas personas que se han ido al extranjero finalmente vuelven a Francia para realizar correcciones o incluso solo para la prótesis.

En general estoy muy satisfecho, mi vida y la imagen que tengo de mí han mejorado. Me siento más legítimo hoy. Para mí, la prótesis formaba parte del procedimiento normal, no tenía la intención de quedarme con un pene sin prótesis. Algunos están contentos y usan fundas para faloplastia pero para mí, la prótesis era imprescindible.

Hablamos mucho sobre ZSI en las redes, intercambiamos información sobre prótesis y médicos. Espero que pronto haya más operaciones, con menores tiempos de espera. »

 

ZSI es el único fabricante europeo de esfínteres urinarios artificiales y de implantes de pene maleables e hidráulicos como soluciones para los problemas urológicos masculinos (incontinencia), complicaciones sexuales (impotencia), y de identidad de género (prótesis para hombres trans y mujeres trans).

Port Relacionados

Leave a comment